¿Has escuchado hablar de la imagen?

Seguramente sí, sobre todo en los últimos tiempos. Tal vez pienses que este tema es para artistas, figuras públicas o políticos, pero no para una mujer común y sencilla como tú que trabaja mucho, atiende su casa, a sus hijos y que en lo último que piensa es en sí misma.

Seguramente sí, sobre todo en los últimos tiempos. Tal vez pienses que este tema es para artistas, figuras públicas o políticos, pero no para una mujer común y sencilla como tú que trabaja mucho, atiende su casa, a sus hijos y que en lo último que piensa es en sí misma. ¿Me equivoco? Estoy segura que en tu lista de prioridades, si es que apareces, lo haces al final, después de complacer a todos.

¿Suena interesante, no? Suena tentador dedicarte un poco a ti, a pensar en ti, en hacer algo solamente por y para ti. Seguramente estás pensando en el costo. Pues te tengo buenas noticias: no se necesita mucho dinero para mejorar tu imagen, lo que sí necesitas es ganas, esfuerzo y constancia.

Vamos a empezar con pequeños pasos y una vez que veas los resultados, no podrás parar.Te explico: se comienza por ti y para ti y automáticamente sube tu autoestima y todas las áreas de tu vida se ven afectadas para bien. Ya verás. Este cambio es de afuera hacia adentro y de adentro hacia afuera.

Manos a la obra; empecemos por el principio y lo haremos poco a poco. En cada sección te daré tips para mejorar tu vida.Para mí lo primordial es sentirse bien, lo cual está directamente relacionado con una buena alimentación. No te estoy poniendo a dieta, simplemente quiero que incorpores algunos cambios para que se conviertan en hábitos más saludables. Empecemos por los siguientes 5:

  • Desayuna. No te saltes ninguna comida pero en especial ésta, ya que es el que acelera tu metabolismo y te hace comer menos el resto del día. Es recomendable incluir un vaso de leche descremada que aporta calcio y proteínas y ayuda a sentirte lleno más tiempo.

Incluye por lo menos 2 frutas y 5 verduras crudas o cocidas al día.

  • Incluye proteína en cada comida. Puede ser pescado, pollo, legumbres, queso bajo en grasa o mariscos, los cuales te ayudarán a sentirte satisfecho más tiempo. La proteína ha demostrado que ayuda al metabolismo a quemar grasa de manera más eficiente.

Si combinas arroz y frijoles, da como resultado una proteína perfecta y barata.

  • Incluye grasa en cada comida pero de las saludables, como aceite de olivo, aguacate y nueces. Comer grasa ayuda a sentirte lleno más tiempo, pues regula tu nivel de saciedad, lo cual te hará comer menos. No tengas miedo, inténtalo sin abusar.

Entre comidas, unas nueces te taparán el apetito.

  • Come de 4 a 5 veces al día; la regla sería cada 3 horas, no antes, no después y comidas pequeñas; esto evitará que llegues con mucho apetito a las siguientes comidas y te desatrampes comiendo todo lo que está a tu alcance.

El cambio lo sentirás teniendo más energía y mejor humor. En tu tu piel, cabello y uñas, experimentarás un sentimiento total de bienestar. Como resultado, tedrá una silueta más delgada y estilizada.

Recuerda que para que un cambio se haga un hábito, debes hacerlo mínimo 28 días y después será más fácil y casi automático. Nadie más puede vivir tu vida por ti: pon tu destino en las mejores manos... las twitter a @BrendaJaetK

La foto se compone por una mujer joven que come una manzana roja en la barra de la cocina.

 


ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRAS REDES
Twitter
Banco azteca. Aprende y crece
SELECCIONA TU PAÍS
cerrar